¿Quién tiene el control?

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print
Puede suceder que, en algún momento, las circunstancias te encuentren ante el mito o realidad de que “los viejos son necios”, entre las posibles descripciones asignadas al término “necio”, el que aplica en esta ocasión es el que la Real Academia Española refiere a “terco, porfiado”.
Entre los más variados testimonios provenientes del ámbito familiar, de residencias de larga estadía, inclusive de aquellas cuidadoras domiciliarias, se encuentra aquella confesión que describe esa actitud necia de las personas mayores. De las cuales me detendré sobre las que refieren al ámbito familiar.
Ante una misma realidad, la perspectiva de los padres mayores versus la perspectiva de los hijos o familiares a cargo.
Dada alguna situación como aquella que sugiere la disciplina y orden adecuado en la toma de medicación o aquellas estrategias para que la persona ingiera la cantidad de agua diaria necesaria, entre otras existentes.
Por parte de los hijos y familiar a cargo, sostienen que “no hacen caso, no siguen las instrucciones que se les da…”, mientras que por parte los padres manifiestan “me quieren dar consejo para todo, o, todas las decisiones son de ellos.”
Antes de juzgarlos, se puede acudir a facilitar los momentos de encuentros, donde generemos la predisposición al diálogo. Donde exista realmente una conversación en la cual las partes se escuchan mutuamente. Se descubrirá la realidad desde la esencia de la persona mayor.
Es oportuno recordar que ellos tienen derecho de tener el control de sus vidas.
Otra cuestión seria la obstinación en las personas mayores, donde la persona con una postura rígida se niega a toda ayuda que puedan ofrecerle. Ante este comportamiento, prestar mayor atención, la persona contribuye a un deterioro de su salud y bienestar.
De esa actitud necia u obstinada, se suele identificar algún problema visual, auditivo, de movilidad, u otro problema que esté afectando la calidad de vida de las personas mayores.
Por Luciana Villagra,👉 Con Vos/z Mayor
Siguenos en nuestras redes
Siguenos Email
Facebook
Instagram
Articulo Anterior Una situación violenta a la salida de un evento, aunque en el resto “normalidad”
Articulo Siguiente El lunes cobran los planes de empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *