Negativo vs positivo, ¿de qué lado estás?

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Siendo breve se puede decir que vivir es una actitud. En muchas ocasiones es la mente quien nos domina y conduce.

Podemos percibir que sonreír es una inversión, aunque también el enojo lo puede ser. Una sonrisa no cuesta tiempo, dinero ni esfuerzo, es más, trae beneficios en la salud mental y emocional. En cambio, el enojo sostenido en el tiempo puede costar la pérdida de la salud de las personas.

Estudios realizados sobre temas de comportamiento humano, demuestran que “una persona de ciudad, tanto hombres como mujeres, tiene el 74,5% de los pensamientos, de un día, negativos… son pensamientos de carencia, enojo, tristeza, ira, de comparación, pensamientos de negatividad, critica ante la realidad y queja.”

Esto lleva a plantearse, si una persona con este porcentaje de negatividad tendrá más probabilidades de que se termine enfermando. Si puedo deducir que puedo enfermar mi cuerpo con esta forma de vivir, puedo pensar que estaría bueno comenzar a limpiar mi mente para así dar lugar al bienestar.

Es preocupante normalizar que una persona, amiga o familiar perdure en el tiempo con enojo, negatividad o depresión. Como allegado o familiar puedo acompañar, contener y guiar a encontrar ayuda profesional para revertir de cierta forma el modo de vivir.

La experiencia no es lo que le pasa a una persona, sino lo que esa persona hace con lo que le pasa. En este último tiempo, teniendo en cuenta el contexto social, ¿te diste cuenta que las cosas más importantes de la vida son las más simples?

A medida que envejecemos, no recordamos los días, en cambio sí, recordamos los momentos. Y cuan gratificante y placentero es tener la capacidad de acudir a esos recuerdos que vivifican. Minimizan hasta el dolor más grande…

En lugar de ser espectador, podemos ser protagonistas de nuestras vidas, sabiendo cómo influyen en nuestra salud y calidad de vida nuestros pensamientos, comencemos hoy a modificar de qué lado estar.

Por Luciana Villagra

Siguenos en nuestras redes
Facebook
Instagram
Articulo Anterior Villa María: ocultaba droga, para la venta, en el tablero eléctrico
Articulo Siguiente Pullaro y Michlig visitaron numerosas localidades de la región de cara a las PASO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *