“Infringimos un poco las reglas, pero no daba para más”

Comparte esta noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Los geriátricos reabren sus puertas para que, los allí establecidos, reciban visitas de familiares.

En época de pandemia se habían habilitado videollamadas, pero con la merma de casos positivos “propiciamos visitas consensuadas, muy protocolizadas, de una visita por familia y de media hora de duración”, explicó Carmen Bertotti, del Hogar Carmela en Morteros.

Bertotti remarcó que siempre estuvieron monitorizados por el COE y “hasta el día de hoy nos llama una doctora desde Córdoba”, y ante un caso positivo de Covid “estuvimos trabajando con el Hogar dividido”.

Con la crecida de casos, en el último tiempo, las visitas volvieron a suprimirse. Incluso, cuando se intentó propiciar una visita, pero separados por un vidrio, “fue un fracaso”, porque “se miraban y lloraban”, recordó Carmen.

Junto al otro geriátrico de la ciudad, presentaron una nota en la Municipalidad y una carta de solicitud al COE: “no tuvo ninguna repercusión positiva y esperamos; cuando bajaron los casos arrancamos otra vez (con las visitas) antes de esta nueva autorización oficial”.

Las visitas estaban nuevamente consensuadas con familiares y se aplicaron los protocolos estrictos de sanitización: “hace unos dos meses que esas visitas las tenemos implementadas”.

“Antes de que nos llegue esta autorización oficial (por las visitas), nosotros tomamos la decisión de hacerlas, con acuerdo de las familias, porque estaban al límite los abuelos”, resaltó.

Foto de archivo.

 

Siguenos en nuestras redes
Facebook
Instagram
Articulo Anterior Reporte epidemiológico de la región
Articulo Siguiente En Paquita, la Policía allanó, recuperó elementos y aprehendió a un joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *